Turnos On Line - Treelan Sistema Medico Integral

Glaucoma de ángulo estrecho (o cerrado)

El glaucoma de ángulo estrecho es mucho más raro y muy diferente al glaucoma de ángulo abierto, pues en el glaucoma de ángulo estrecho la presión ocular sube más y muy rápidamente. Esto sucede cuando el canal de drenaje se bloquea o se tapa. El iris es presionado contra la lente anterior del ojo (córnea) cerrando el ángulo de drenaje. Algunas veces, la cornea y el iris se pegan uno a otro. Puede haber sensación de plenitud u opresión en el ojo, con enrojecimiento, hinchazón y visión borrosa.

Síntomas del glaucoma de ángulo estrecho:

El inicio del glaucoma de ángulo estrecho agudo es típicamente rápido, constituyendo una emergencia. Si no se trata rápidamente, este glaucoma produce ceguera en el ojo afectado en tres a cinco días los síntomas pueden incluir:

  • Inflamación y dolor
  • Presión sobre el ojo
  • Dilatación pupilar moderada, la pupila puede no responder a la luz
  • Cornea nublada
  • Agudeza visual borrosa y decreciente
  • Sensibilidad extrema a la luz
  • Visión de halos alrededor de la luz
  • Náusea y/o vómitos

Causas del glaucoma de ángulo estrecho:

  • Defecto estructural del ojo
  • Factores que causan dilatación pupilar: luz tenue, gotas para dilatación pupilar
  • Cierta medicación oral o inyectable
  • Situaciones emotivas fuertes
  • Crecimiento anormal de vasos sanguíneos en el ángulo, relacionados con diabetes

Diagnóstico del glaucoma de ángulo estrecho:

Cada persona debería controlar su presión ocular y evaluar si tiene glaucoma, alrededor de los 35 años y luego a los 40 años. Los que se considera que estén en mayor riesgo, incluyendo a las personas asiáticas y los mayores de 60 años, deben controlar su presión ocular una vez al año.

Por la evolución rápida y potencialmente devastadora del glaucoma de ángulo estrecho, si usted presenta alguno de los síntomas antes mencionados, debe recibir tratamiento médico inmediatamente.

Su oftalmólogo utiliza un tonómetro para chequear su presión ocular. Luego de aplicar gotas anestésicas, el tonómetro toca suavemente su ojo, midiendo y registrando la presión intraocular.

Se puede utilizar un oftalmoscopio para examinar el color y la forma de su nervio óptico, el cual amplia e ilumina el interior del ojo. Si su nervio óptico parece ahuecado o no tiene un color rosado saludable, se le realizarán exámenes adicionales.

La gonioscopia se utiliza para chequear si el ángulo que se encuentra entre el iris y la córnea es abierto o cerrado. Esto le permite a su oftalmólogo determinar si este glaucoma es de ángulo abierto o de ángulo estrecho.

Tratamiento del glaucoma de ángulo estrecho:

La iridectomía láser es un tratamiento común para el glaucoma de ángulo estrecho. Durante este procedimiento, se utiliza un láser para crear un pequeño agujero en el iris, restaurando el flujo de líquido hacia el frente del ojo. En la mayoría de los pacientes, la iridectomía se realiza en la parte superior del iris, por debajo del párpado superior, donde no es visible.

La Cirugía de Filtración se realiza cuando la medicación o la cirugía láser no son exitosas para controlar la presión ocular. Durante este procedimiento microscópico, se crea un nuevo canal de drenaje para permitir que el fluido drene desde el ojo.

La Cirugía de Catarata es una opción terapéutica para los pacientes que además de tener el ángulo estrecho tienen catarata. Con esta única cirugía se resuelven entonces los dos problemas: la catarata y el glaucoma.