Turnos On Line - Treelan Sistema Medico Integral

Glaucoma de ángulo abierto

glaucoma_ang._abierto_1Se estima que aproximadamente el dos porciento de la población tienen algún tipo de glaucoma y mas de la mitad de ella lo desconoce. El 90% de los pacientes con glaucoma tienen glaucoma de ángulo abierto. Aunque no se puede curar, el glaucoma puede ser controlado. La pérdida de la visión que genera el glaucoma se puede minimizar con el tratamiento temprano.

El ojo recibe su nutrición a través de un fluido claro que circula por dentro del ojo. Este fluido debe ser retornado constantemente al sistema sanguíneo circulatorio a través de canal de drenaje del ojo, llamado malla trabecular. En el caso del glaucoma de ángulo abierto, hay una alteración en el canal de drenaje, el fluido no puede ser drenado lo suficientemente rápido, y se comienza a levantar la presión en el ojo.

Esta presión por exceso de fluido, presiona contra el delicado nervio óptico que conecta el ojo con el cerebro. Si esta presión permanece alta por mucho tiempo, puede ocurrir una pérdida irreversible de la visión.

Síntomas del glaucoma de ángulo abierto:

  • En estadios tempranos no hay síntomas. No hay dolor ni signos visibles de problemas.
  • Dolor moderado en los ojos.
  • Pérdida gradual de visión periférica (áreas a los lados, arriba y abajo).
  • Visión de halos alrededor de las luces.
  • Agudeza visual reducida (especialmente por la noche, que no se puede corregir con anteojos).

Población de riesgo:

El glaucoma puede ocurrir en personas de cualquier raza y cualquier edad. Sin embargo, la probabilidad de desarrollar glaucoma se incrementa si:

  • tiene parientes con glaucoma
  • es diabético
  • es muy miope
  • es mayor de 35 años
  • es de reza afro americana

Diagnóstico de glaucoma de ángulo abierto:

Cada persona debería controlar su presión ocular y evaluar si tiene glaucoma, alrededor de los 35 años y luego a los 40 años. Los que se considera que estén en mayor riesgo, incluyendo los mayores de 60 años, deben controlar su presión ocular una vez al año.

Su oftalmólogo utiliza un tonómetro para chequear su presión ocular. Luego de aplicar gotas anestésicas, el tonómetro toca suavemente su ojo, midiendo y registrando su presión intraocular.

Se puede utilizar un oftalmoscopio para examinar el color y la forma de su nervio óptico, el cual amplia e ilumina el interior del ojo. Si su nervio óptico parece ahuecado o no tiene un color rosado saludable, se le realizarán exámenes adicionales.

El campo visual computarizado es un estudio que realiza un mapa del campo visual. Se debe mirar hacia adelante en el interior de un área curvada e indicar cuando se detectan la luces que aparecen en su campo visual. Este mapa le permite a su oftalmólogo ver patrones de cambios visuales causados por los estadios tempranos del glaucoma.

La gonioscopia se utiliza para chequear si el ángulo que se encuentra entre el iris y la córnea es abierto o cerrado. Esto le permite a su oftalmólogo determinar si este glaucoma es de ángulo abierto o de ángulo estrecho.

La tomografía de coherencia óptica o estudio OCT permite analizar con precisión su nervio óptico y determinar si esta afectado o no por el glaucoma.

 

Tratamiento del glaucoma de ángulo abierto:

Para controlar el glaucoma, se pueden utilizar tres tipos diferentes de tratamientos: medicamentos, cirugía laser, o cirugía de filtración con bisturí.

Los medicamentos pueden ser comprimidos o gotas. Actúan disminuyendo la producción de fluido dentro del ojo o mejorando el flujo a través de la malla de drenaje. Para ser efectiva, la mayoría de la medicación para el glaucoma debe ser administrada de una a cuatro veces al día de acuerdo a la indicación de su oftalmólogo, es crucial cumplir estrictamente con esa indicación. Algunos de estos medicamentos pueden tener efectos secundarios indeseables, por lo que la medicación indicada para usted debe ser estudiada y determinada por su oftalmólogo para controlar su presión con los mínimos efectos indeseables.

La trabeculoplastía con laser Argón y la trabeculoplastía laser selectiva (SLT), tratan el canal de drenaje. Se anestesia el ojo con gotas y el haz de luz laser se aplica a la malla trabecular, resultando en una mejora en la tasa de drenaje. Si la cirugía laser es exitosa, puede reducir la necesidad de medicación diaria.

Fotocoagulación Ciliar Endoscópica, es otro tipo de cirugía laser. En vez de tratar el canal de drenaje, trata el cuerpo ciliar. Esto reduce la cantidad de fluido producido reduciendo así la presión intraocular.

Este tratamiento se realiza casi siempre conjuntamente con la cirugía de cataratas, pero puede ser realizada aisladamente en forma ambulatoria. La mayoría de los pacientes reducen o eliminan la necesidad de medicación para el glaucoma.

La Cirugía de Filtración se realiza cuando la medicación o la cirugía laser no son exitosas para controlar la presión ocular. Durante este procedimiento microscópico, se crea un nuevo canal de drenaje para permitir que el fluido drene desde el ojo.